13 de noviembre de 2014

,

La Diablada no es parte de la fiesta de Puno. Patrimonio Unesco

Foto: https://www.facebook.com/folgamaEl patrimonio por lo general es aquello que nos representa, que nos identifica, pero también es lo que heredamos a las futuras generaciones, en ese sentido el patrimonio es una construcción continua de signos y significados, uno de estos signos es la danza de la Diablada, que para el pueblo boliviano es la icónica representación del carnaval de Oruro, declarada Obra maestra del Patrimonio oral e intangible de la Humanidad el año 2001, y una vez ratificada la convención del 2003 es inscrita a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la humanidad.

En estos últimos días ha especulado mucho sobre el origen de la danza, tratando de definir si la danza es chilena, peruana o boliviana. En el marco de la Novena Reunión del Comité Intergubernamental de la Convencion de la Unesco de Salvaguardia del Patrimonio Cultural e Inamterial, a realizarse entre el 24 y 28 de noviembre de 2014, se analizará el informe sobre la candidatura de la “Festivity of Virgen de la Candelaria of Puno” también llamada, “La fête de la Virgen de la Candelaria de Puno”.

Para centrarnos en el tema de la Diablada es preciso aclarar que el gobierno peruano no ha declarado dentro de su inventario del patrimonio inmaterial que dicha danza sea parte del acervo cultural protegido. Por lo tanto la Diablada no es parte de las danzas de procesión y la Festividad de la Virgen de Candelaria de Puno, por lo menos dentro de los escuetos documentos presentados como parte de su expediente de declaratoria.

Entonces desde el punto de vista oficial la Diablada no es parte esencial de la festividad, en el mejor de los casos sólo es un elemento no representativo, aunque en su vídeo de postulación sea uno de los de mayor impacto visual. Si bien el expediente de postulación es muy general, trata de resumir del mejor modo posible cuales son los elementos fundamentales para que dicha expresión cultural deba ser reconocida como un ejemplo de la diversidad cultural mundial.

El que la Diablada no esté registrada, por lo menos en los documentos oficiales no significa que en el futuro pueda estarlo, y este es el punto de la cuestión. Cuáles son los elementos y contextos que se describirán en el registro posible de la Diablada como parte fundamental de la festividad de la virgen de Candelaria.

En fin, por el momento es solo especulación, aunque en el Diaporama se presentan fotografías de la danza de la Morenada, no existe ninguna de la danza de la Diablada, entonces los fervientes reclamos de diversos colectivos bolivianos sobre el tema no están fundados, aunque también no puede negarse que los esfuerzos académicos y pseudo académicos de Perú por demostrar que los orígenes de la Diablada son puneños son por demás raquíticos.

Para terminar os dejo con tres vídeos, el primero de ellos una patética explicación a modo de registro de patrimonio inmaterial que trata de demostrar que la danza tantas veces citada es de origen puneño. El segundo vídeo es un reportaje de Iquique Televisión sobre las influencias de la Diablada de Oruro en el carnaval de La Tirana (Chile), el tercero es el video oficial que el gobierno peruano adjunta al expediente de postulación ante la Unesco.

Un patético intento peruano

Un reportaje donde califican al Carnaval de Oruro como la Madre de todas las Fiestas. Iquique Televisión

La Festividad de la Virgen de la Candelaria. Video oficial de la postulación ante la Unesco

22 de octubre de 2014

Humanidad y reciprocidad

Humanidad y reciprocidad

En un video de un minuto se representa lo simple de crear humanidad, que es colaborando entre todos, cortesía de Caritas Internationalis

La reciprocidad es el fundamento de la humanidad.

30 de septiembre de 2014

, ,

A memoria de Josep Barnadas

Josep BarnadasEl historiador, archivista y bolivianista Josep Barnadas, fallecido el pasado viernes en la ciudad de Cochabamba, tuvo un invaluable aporte a la historia colonial del país y a la investigación histórica por su descubrimiento de importantes fuentes documentales, según historiadoras e intelectuales del país.

Al margen de las más de 60 trabajos académicos, Josep Barnadas dejó obras clave que ilustran su aporte intelectual: “Charcas, 1535-1565. Orígenes históricos de una sociedad colonial” (1973), los dos tomos del “Diccionario histórico de Bolivia” (2002) y los dos tomos de “Bibliotheca Boliviana Antiqva. Impresos coloniales (1534-1825)” (2008). La historiadora Ana María Lema considera que, por sus investigaciones y por la identificación de fuentes de investigación histórica, Barnadas hizo un aporte invaluable al campo académico en el país.

La directora del Museo de Historia de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), Paula Peña, coincidió con ese criterio calificando la obra “Charcas (…)” como fundamental para entender el pasado colonial y valorando su recuperación de documentos coloniales determinantes para la reconstrucción histórica.

“Tuve la suerte de presentar varios de sus libros en Santa Cruz, el último fue sobre los catalanes en Bolivia, que también es un aporte importante no solo por la información acerca de la presencia catalana sino por la contribución de los catalanes a la historia boliviana desde el mundo colonial. Valoro sus obras, creo que ‘Charcas (…)’ marca un antes y un después en entender la historia de Charcas, para mí que me dedico a la historia de Santa Cruz es fundamental”, dijo Peña Claros.

“Charcas…” estudia los orígenes de la sociedad boliviana; el “Diccionario…” reúne más de 3.800 artículos sobre Bolivia en dos volúmenes; y la “Bibliotheca…” resume la producción bibliográfica relacionada con el país durante el periodo colonial (1534-1825), y se constituye en una referencia documental para orientar nuevas investigaciones. Lema explica que el historiador era poseedor de un estilo de trabajo minucioso y riguroso, incluso en el proceso de escritura porque era capaz de indagar hasta encontrar la palabra adecuada para expresar lo que quería decir con exactitud.

Al igual que ambas historiadoras, el sociólogo Fernando Mayorga calificó al deceso de Barnadas como una “gran pérdida para la comunidad académica y para la comunidad intelectual del país, sobre todo para los involucrados en la investigación histórica”. Barnadas sucedió a Gunnar Mendoza en la dirección del Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia, y desde ese lugar también se dedicó a editar fuentes históricas.

Fuente:Periódico Digital PIEB • 29-09-2014

Escucha el Podcast

Popular Posts

Twitter

Antropologia Radio Podcast